Peru: Gregorio Santos, Martín Belaunde y Los Intereses Energéticos de Odebrecht

Por: Carlos Neyra
 

Una fotografía, obtenida por este diario (Peru21), podría explicar otro nexo aún desconocido para las autoridades que investigan los actos de corrupción del actual régimen. En la imagen, del 2 de enero del año 2011, resalta la presencia de Martín Belaunde Lossio –ex asesor y amigo de la pareja presidencial– acompañado de un grupo de personas cuyas historias pueden conectarse con la investigación del caso Lava Jato.

La misión estuvo conformada por Martín Belaunde; Carlos Fuyikawa García –ex coordinador parlamentario de Produce y socio de Belaunde–; el gerente de Odebrecht, Reymundo Trindade Serra; y el actual candidato a la presidencia por Perú Libertario y entonces gobernador regional de Junín, Vladimir Cerrón Rojas. También asistieron el empresario Víctor Jaramillo Alva –acusado de ser testaferro de Belaunde y recluido en el penal por las obras de electrificación en el distrito de Catache, Cajamarca–; Ángel Ayala y el primo del ministro del Ambiente, Juan Sebastián Pulgar-Vidal de Rojas –ambos de la minera Lumina Copper SAC con sede en Cajamarca–; y el contratista Julio Vicuña García –líder del Movimiento Acción Social (MAS) fundado por Gregorio Santos– y otros dos personajes que no fueron identificados por esta redacción.

Perú21 conversó con Santos (Gregorio Santos) en enero del 2015, en el penal de Piedras Gordas. Se sorprendió al ser consultado por los detalles de ese encuentro. Se mostró cauto al responder. “Investiga el proyecto Marañón”, respondió escuetamente y se retiró hacia su celda.

Cabe recordar que el fiscal anticorrupción Elmer Chirre, que investiga los actos de corrupción en el caso Cajamarca, estableció una vinculación entre el ex asesor presidencial y Gregorio Santos, pues, sostuvo, se habrían coludido para realizar obras en Cajamarca a cambio de comisiones. Por este motivo, la Fiscalía denunció a los empresarios Víctor Jaramillo (aparece en la foto) y Lorenzo Fernández, por irregularidades en las obras de electrificación en los distritos de Catache y El Tingo, en Cajamarca, que se encuentran abandonadas. Cabe entonces la pregunta: ¿Fue solo coincidencia que Belaunde, Santos y Jaramillo hayan participado en una reunión privada en la sede de los Baños del Inca junto al representante de Odebrecht?

MEGAHIDROELECTRICAS para MEGAMINAS

 Por: Jorge Chavez Ortiz*
Cuando hablamos de minería, nos acordamos del conflicto Conga en Cajamarca, quizás de la población campesina de Cocachacra que se opone al proyecto Tia Maria de Southern Copper, algunos recordaran a la comunidad indígena quechua hablante de Kañaris en Lambayeque que se opone a la exploración que quiere hacer Cañariaco Copper. Pero cuando hablamos de hidroeléctricas recordamos a Ruth Buendía de la Central Ashaninka del Rio Ene (CARE) demostrando como la hidroeléctrica Pakitzapango afectaría social y ambientalmente su zona, o la gente de Inambari que también tuvo que demostrar que no permitirían ser desplazado por el megaproyecto hidroenergéticas.
Haciendo una unión de la minería y la energía, nos damos cuenta que la actual expansión minera está aumentando y de la cual para que estas se ejecuten es necesario electricidad. Respecto a Cajamarca, la “Cartera estimada de proyectos mineros”[1] del Ministerio de Energía y Minas, cuenta con 5 proyectos mineros de la cual tienen como inversión un total de 9 208 millones de US$; para desarrollarse necesitan energía eléctrica de la cual es necesario desarrollar proyecto hidroenergéticas.
De acuerdo a PROINVERSION, las hidroeléctricas cercanas a estos proyectos están Central Hidroeléctrica Chadin 2, C.H. Balsas, C.H. Cumba 4, todas ella de darse el caso se instalarían en el Rio Marañón, pero estas no serían las únicas hidroeléctricas que fragmentarían al río sino también estarán la C.H. Rentema y C.H. Manseriche.
Fuente: PROINVERSION
Pero varias personas dirían que las hidroeléctricas a construirse no tienen relación alguna con la megaminería que se quiere imponer en la región Cajamarca. Para desmentir ello, el pasado 20 de septiembre de 2013 en Arequipa, el presidente del a república, Ollanta Humala Tasso en su discurso de en la ceremonia de cierre del PERUMIN – 31° Convención Minera[2], manifestó que:

“Como vemos, en esta zona predominan los proyectos de oro y cobre, ubicados en la sierra de Piura, Lambayeque, Cajamarca y Trujillo. Para funcionar, requieren energía, y para ello se prevé la construcción de al menos cinco centrales que, aprovechando la fuerza hidráulica podrían alcanzar una producción superior a los diez mil mega watts, (…)”

Estas 5 centrales hidroeléctricas a las que se refiere Ollanta Humala, son las mencionas anteriormente, la pregunta ahora es cuales serían los proyectos mineros beneficiados con la construcción con estas 5 hidroeléctricas, solo para Cajamarca son:
  • Proyecto Conga – Minera Yanacocha S.R.L.
  • Proyecto La Granja – Rio Tinto Minera Perú Limitada S.A.C.
  • Proyecto El Galeno – Lumina Copper S.A.C.
  • Proyecto Michiquillay – Anglo American Michiquillay S.A.
  • Proyecto Shahuindo – Sulliden Mining Capital Inc.
Para la gente que reside en la región Cajamarca, saben que los proyectos que son tomados en cuenta por “Cartera Estimada de Proyectos Mineros” del Ministerio de Energía y Minas no son los únicos y que más de una docena de proyectos actualmente en exploración, como el caso del proyecto Colorado de Minera Yanacocha S.R.L. o proyecto Mirador Norte, Mirador Sur, Tantahuatay 4 y Ciénega Sur de Compañía Minera Coimolache S.A.; esto deja claro que de darse su explotación necesitaran más energía eléctrica adicional a las que tienen en sus minas en operación. Hay que tener en cuenta que hay varios proyectos mineros en Cajamarca que se encuentran en “stand by” hace varios años debido a los conflictos sociales, inviabilidad economía momentánea para explotar, baja en los precios de los metales entre otros más. Para mejor entendimiento, los siguientes mapas dejan el panorama actual de Cajamarca.
 
DATOS SOBRE MEGA REPRESAS
Según el Informe de la Comisión Mundial de Represas, al año 2000 ya se habían construido en el mundo más de 50 mil represas, interrumpiendo más del 60% de los ríos existentes[3]. Hoy en día sólo en América Latina existen 973 represas en operación, de todos los tamaños, y aproximadamente 1603 más están en proceso de construcción o planeación, de las cuales 254 se concentran en la cuenca Amazónica[4].
Por los sobrecostos, demoras y pérdidas económicas que implican; la evidencia demuestra que la mayoría de las represas que se han construido terminan costando aproximadamente 96% más de lo presupuestado, lo que se ha vinculado con el aumento de la deuda pública y crisis económicas de varios países[5][6].
La construcción y operación de grandes represas en zonas tropicales genera la emisión de CO2 y metano por las grandes cantidades de material orgánico inundado y retenido en los estanques y la destrucción de amplias extensiones de tierra necesarias para construir estas infraestructuras. El metano es un gas de efecto invernadero 20 a 40 veces más potente que el CO2[7].
 
ADICIONAL
Para los interesados en saber más sobre el discurso de Ollanta Humala en la ceremonia de cierre del PERUMIN – 31° Convención Minera, anexamos el video y documento para mayor entendimiento.


______________________________
*Estudiante de Ing. Ambiental de la Universidad Nacional de Cajamarca, activista ambiental, blogger, fotografo.
_______________________________
[1] Cartera Estimada de Proyectos Mineros del Ministerio de Energía y Minas. Disponible en http://www.minem.gob.pe/minem/archivos/file/Mineria/INVERSION/2014/cepm0514.pdf
[2] Discurso del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en la Ceremonia de Cierre de PERUMIN – 31° Convención Minera. Disponible en http://es.scribd.com/doc/241129105/Discurso-del-Presidente-de-la-Republica-Ollanta-Humala-Tasso-en-la-Ceremonia-de-Cierre-de-PERUMIN-31-Convencion-Minera
[3] Informe de la Comisión Mundial de Represas. Disponible en http://www.internationalrivers.org/files/attached-files/wcd_espanol.pdf
[4] State of the World’s Rivers. Disponible en http://www.internationalrivers.org/worldsrivers/
[5] Ansar, A et al. Además el Tribunal de Cuentas de Brasil investigó las obras energía implementadas entre 2005 y 2012 concluyendo que casi el 80% de las hidroeléctricas no cumplirán cronograma previsto
[6] Ansar, Atif and Flyvbjerg, Bent and Budzier, Alexander and Lunn, Daniel, Should We Build More Large Dams? The Actual Costs of Hydropower Megaproject Development (March 10, 2014). Energy Policy, March 2014, pp.1-14.. Available at SSRN: http://ssrn.com/abstract=2406852
[7] Climate and Clear Air Coalition. Short-Lived Climate Pollutants. (2011). Disponible en

[VÍDEO-REPORTAJE] Perú: Travesía por el Río Marañón, ecoturismo y conflicto social por Py. Chadin 2 de Odebrecht

Cuarto Poder: Pobladores de Tupén Grande se oponen a llegada de hidroeléctrica en el río Marañón

Internacional: ¿Tienen sentido las megarrepresas del mundo?

Un nuevo informe de investigadores de la Universidad de Oxford, Inglaterra, argumenta que las grandes represas son una inversión riesgosa: no se ajustan a los prespuestos proyectados, ahogan en deudas a las economías emergentes y no resultan en los beneficios prometidos. ¿Alguna vez han tenido sentido estos proyectos?

Lauren Everitt
BBC, San Francisco 

Basta echar un vistazo sobre el muro de 60 pisos de alto de la Presa Hoover (entre Arizona y Nevada en Estados Unidos) para que cualquiera sienta un hormigueo en la piel. El concreto con el que fue construida podría pavimentar una carretera desde Nueva York a San Francisco. Es una barrera colosal promocionada como un símbolo del dominio del hombre sobre la naturaleza y como una maravilla de la ingeniería del siglo 20.

Se dice que la represa ayudó a que la economía estadounidense arrancara después de la Gran Depresión, controlando al río Colorado -propenso a inundaciones- y generando energía hidráulica barata para los áridos estados del suroeste del país.

Pero lo más “milagroso” es que la Presa Hoover fue completada dos años antes de lo programado y costó unos US$15 millones menos de lo presupuestado.

Los críticos del megaproyecto, sin embargo, afirman que la Presa Hoover es una anomalía.

Los investigadores de Oxford revisaron 245 grandes represas: aquellas con una altura de más de 15 metros y que fueron construidas entre 1934 y 2007.

Descubrieron que 96% de estos proyectos sobrepasaron sus presupuestos aprobados: la represa Itaipú en Brasil se excedió 240% y tomó 8,2 años construirla.

En la gran mayoría de los casos, dicen los autores, las megarrepresas no son económicamente viables.


La construcción de Belo Monte fue suspendida en 2011.

Fiebre de construcción

Pero después de un período de calma de dos décadas, una vez más se está pregonando a estos proyectos como el boleto para la prosperidad. Desde China hasta Brasil, pasando por Pakistán y Etiopía, todos se precipitan a construirlos.

Ya que se espera que el consumo de electricidad en el mundo se incremente más de 56% entre 2010 y 2040 -según el informe de International Energy Outlook de 2013- la energía hidráulica es una alternativa tentadora.

Más del 90% de la energía renovable proviene de represas, según la Comisión Internacional de Grandes Presas.

Andy Hughes de la Sociedad Británica de Presas apunta a Laos y Vietnam como ejemplos resplandecientes de países constructores de presas que han logrado dominar la energía hidráulica.

“Construyen represas, generan energía hidráulica y después exportan esa energía a otros países, así que es una cosecha abundante de dinero para ellos”, dice Hughes.

Pero Bent Flyvbjerg, el principal autor del estudio sobre represas de la Universidad de Oxford, afirma que estos proyectos “no son neutrales ni en sus emisiones de carbono ni en las de gases de efecto invernadero”. Las enormes cantidades de concreto que se requieren para construirlas dejan una enorme huella de carbono, señala.



Grande contra pequeño

Pero subraya que su argumento no es en contra de las presas como tal sino de las megrapresas.

“No aceptamos que se trate de una discusión de la energía hidráulica de las grandes presas contra los combustibles fósiles. Nos gustaría que la discusión fuera de las grandes presas frente a los pequeños proyectos de energía hidráulica” asegura.

Otros, como Peter Bosshard del grupo ambientalista International Rivers, dicen que el cambio climático amenaza con alterar los patrones de clima de forma impredecible.

“Si ponemos todas nuestras esperanzas de energía en una sola gran represa, estamos tomando un enorme riesgo porque no sabemos qué patrones de precipitación tendremos en el futuro” afirma.

El costo de estas “bestias” es el principal enfoque del estudio de Oxford.

Flyvbjerg asegura que el precio de US$14.400 millones de la presa Belo Monte en Brasil podría incrementarse a US$27.400 millones superando cualquier beneficio y sumergiendo al país en una montaña de deudas.

Por lo menos, dice, Brasil tiene una economía robusta. Pero para muchas otras economías emergentes, las megarrepresas son sinónimo de desastre.

Algunos países solicitan préstamos enormes, a menudo en moneda extranjera, lo cual los hace vulnerables a las fluctuaciones en las tasas de cambio. Y cuando las represas no brindan los beneficios prometidos estas naciones sufren un golpe tremendo.

“Es como un toro en una tienda de porcelana: estos proyectos son demasiado grandes y demasiado riesgosos para que las economías más frágiles del mundo puedan enfrentar el desafío”, expresa el autor.

Agrega que incluso cuando un proyecto se excede en costo y tiempo, los gobiernos se muestran renuentes a abandonarlo.

“Una represa realmente es un activo inútil si no está terminada. Incluso si está 99% finalizada, no se puede usar. O está lista o no lo está” expresa Flyvbjerg.

Pero según Andy Hughes las represas tienen muchas ventajas. Los críticos, dice, deberían plantearse varias preguntas: “¿De qué otra forma se puede generar energía, de qué otra forma podemos darle a la gente agua potable, de qué otra forma podemos irrigar granjas, de qué otra forma podemos tratar las aguas residuales?”.

Y además, agrega, las presas crean empleos. El proyecto de la presa hidroeléctrica de Belo Monte proyecta la creación de unos 20.000 empleos.

“Nadie gana”
Hughes afirma que estos proyectos pueden jugar un rol importante para mitigar el cambio climático. Durante condiciones de sequía, los embalses proveen agua potable y para irrigación, y durante los períodos de lluvia son clave para proteger de inundaciones, señala.

Julia Jones, hidróloga de la Universidad Estatal de Oregon, Estados Unidos, argumenta que estas afirmaciones apoyan su estudio sobre represas en la cuenca del río Columbia en el noroeste del Pacífico.

“Ha habido un incremento neto en la disponibilidad de agua durante tiempos de sequía y en la protección de sitios durante inundaciones, lo cual es exactamente el objetivo que intentan las represas”, explica.

“Esto sugiere que hay una adaptación y que podrían tener una capacidad suficientemente grande para enfrentar el futuro cambio climático”. Pero subraya que todo dependerá de cuán grande sea el impacto del cambio climático.

El verdadero beneficio de las represas podría simplemente reducirse a la perspectiva, dice Jones.

“Todo depende de quién está sentado en la mesa” explica. “Durante medio siglo o más ha habido mucha controversia sobre el contexto más amplio en el que estos proyectos están construidos. Es decir, quién pierde su sustento, quién gana en la construcción de la represa y cuáles son los costos y beneficios medioambientales”.

Para Hughes, se trata más bien de una trampa en la que “serás malo si lo haces, serás malo si no lo haces”.

“Mi opinión es que nunca se gana con una represa. Si la construyes serás criticado, pero una vez que está terminada la gente dice: ‘¿y porqué hicieron tanto escándalo?’. Pero en el momento que tratas de demoler una presa te critican por dañar el hermoso medio ambiente. Así que me temo que se trata de un ejercicio en el que nadie gana”.



La presa de Tarbela en Pakistán contiene el mayor embalse del mundo.

Fuente: BBC – http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/03/140311_grandes_represas_fracasos_men.shtml

Perú: “Proyecto hidroeléctrico Chadín II sería insostenible ambiental y socialmente”

Foto: Actualidad Ambiental

El especialista del colectivo Amazonía e Hidroeléctricas, José Serra, señaló que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto hidroeléctrico Chadín II -aprobado a fines del mes pasado- no tomó en cuenta una serie de componentes que lo harían insostenible ambiental y socialmente.

En entrevista con Servindi, Serra dijo que dicho proyecto de AC Energía S.A., subsidiaria de la transnacional brasileña Odebrecht, tiene previsto ejecutarse en algunos distritos de las provincias de Luya y Chachapoyas (Amazonas), y en otros tantos de la provincia de Celendín (Cajamarca).

Serra Vega detalló que el proyecto desplazaría a cerca de mil pobladores para dar paso a la inundación de un área de 3,250 hectáreas. Asimismo, lamentó que no se quieran estudiar otras alternativas de aprovechamiento de la zona, a través de actividades como el turismo.

ASPECTOS NEGATIVOS Y POSITIVOS DEL EIA

Para el especialista, el EIA tiene cuatro aspectos negativos importantes: “Primero, la alteración del caudal del río, porque si usted pone un dique para bloquear el curso del río, lo que fluía antes según los pulsos estacionales, estación de lluvia, estación seca, ya no va fluir igual, porque el agua se va soltar según las necesidades de generación de electricidad y eso altera toda la vida aguas abajo de la represa”.

“Segundo, es que los sedimentos que antes bajaban con las aguas del río en la época de lluvias, serían bloqueados por la represa. En la época de lluvia bajan cantidades de arcilla, gravas, arenas, etcétera, que ahora van a quedarse acumuladas contra esa pared que van a encontrar, esos sedimentos traen cantidades de vida, traen microorganismos, elementos minerales que son necesarios para la vida del río, río abajo”, agregó.

Como tercer punto negativo, Serra dijo que “los peces ya no podrán subir y bajar el río. Según el EIA hay 21 especies pero pueden ser más porque, como le digo, el río nunca ha sido estudiado desde el punto de vista científico y algunas de esas especies se extinguirán definitivamente porque tienen sitios de desove que seguramente está aguas arriba y ya no tendrán probabilidad de llegar a ellos”.

Asimismo, señala que “el cuarto punto es la deforestación, porque yo he calculado que unas 12 mil hectáreas serían deforestadas, la compañía promete compensar con la reforestación de 5 mil hectáreas pero hay una parte importante que no sería compensada si mis cálculos son correctos”.

Por otro lado, agrega Serra, el EIA también tiene puntos positivos. “La parte positiva es que han hecho algunos estudios sobre la botánica, la fauna, la flora, de una zona que es completamente desconocida desde el punto de vista científico. Esto es un aporte al conocimiento del Valle del Marañón. Desde el punto de vista estricto de EIA me parece que hay muchas cosas que ellos no han resuelto y que el Ministerio (de Energía y Minas) no les ha exigido”, indicó.

IMPACTO AGUAS ABAJO

Serra Vega también se refirió el posible impacto que sufrirían las poblaciones que viven aguas abajo de la represa. “El EIA no ha considerado el impacto en la población aguas abajo de la represa. O sea, es verdad que no hay mucha población, son cañones relativamente despoblados pero así y todo hay un impacto que puede ser de larga distancia, el río Marañón es uno de los afluentes que forman el río Amazonas. Los peces viajan a lo largo del Marañón. Entonces hay impacto definitivamente aguas abajo pero que no ha sido evaluado”, manifestó.

Fuente: Actualidad Ambiental – http://www.actualidadambiental.pe/?p=21860

Cajamarca: Debaten impactos de proyecto hidroeléctrico Chadín 2 de Odebrecht

20/08/2013 – Diversas organizaciones nacionales e internacionales se reunieron el 17 de agosto en la provincia de Celendín (Cajamarca), en el marco del foro “Hidroeléctricas en la Amazonía – Ríos, vida e industrias extractivas” donde analizaron el peligro que representa la eventual construcción de 24 represas en el río Marañón, y especialmente el proyecto Chadín 2.

“El río Marañón es la segunda cuenca más importante del país luego del Amazonas por lo que de construirse una represa en esta zona ocasionaría miles de desplazamientos forzados, así como una serie de graves impactos en toda la Amazonía. Sólo el proyecto Chadín 2, afectaría directamente a aproximadamente 983 personas, en las regiones de Cajamarca y Amazonas, quiénes perderían no sólo sus terrenos sino también su forma de vida y su cultura”, indicó Antonio Zambrano Allende, representante de Forum Solidaridad Perú.

Agregó que junto con las organizaciones sociales nacionales e internacionales realizaron una recorrido de varios días por distintos distritos y centros poblados, los cuales serían afectados directamente por esta represa.

En tanto, José Serra Vega, ingeniero especialista en hidroeléctricas, señaló que viene realizando un estudio sobre el costo – beneficio de este proyecto hidroeléctrico – el más avanzado hasta el momento en la cuenca del Marañón – para demostrar científicamente que los beneficios de este proyecto serán altamente superados por los impactos y costos de construcción, ambientales, culturales y sociales. “En diciembre debemos culminar este estudio y cuando lo tengamos listo, regresaremos a estas zonas a exponerlo y explicarlo a la gente afectada directa e indirectamente”, señaló.

Entre los participantes destacaron también Hilda Montenegro y Aurelia Matos, representantes de los afectados por la presa Limón del proyecto de irrigación Olmos Tinajones, construida por la empresa Odebrecht – la misma del proyecto Chadín 2 – quiénes rindieron su testimonio sobre los graves impactos de dichos megaproyectos.

El evento, realizado en la Casa del Maestro de Celendín, tuvo como ponentes a James Fernández, Sub Gerente de Recursos Naturales del Gobierno Regional de Cajamarca; José Serra Vega, ingeniero especialista en hidroeléctricas; Antonio Zambrano, representante de Forum Solidaridad Perú; Milton Sánchez, representante de la Plataforma Interinstitucional de la Celendín (PIC), así como a Benjamin Hoffman y Monti Aguirre, integrantes de las ONGs internacionales Earth Rights International e International Rivers, respectivamente.
 

Documental: Rio Marañon sin represas

A %d blogueros les gusta esto: