Rumbo Minero: El discurso monotemático de este programa por cable


Por Carlos León Moya

El sábado por la mañana, mientras desayunaba, vi “Rumbo Minero”.

No fue adrede: decidí prender el televisor para ver cualquier cosa, y al hacerlo apareció en Canal N. Dado que conducía Jimmy Chinchay, que parece el pata de tu barrio con el que jugabas metegol-tapa los domingos, no cambié de canal.

Pero a los minutos todo cambió. El fondo se volvió azul, los conductores se volvieron blancos. Estos eran duros, pesados, sin gracia. Miradas de gamonal, espíritu de patrón. Si Jimmy Chinchay era el que ponía los ladrillos para armar el arco, estos señores son los que enrejan la calle, no te devuelven la pelota y llaman a Serenazgo para que te boten de su calle.

Eran los mineros.

Aunque es un programa predecible (vamos, ¿qué se puede esperar de un grupo de señorones que contratan el espacio a un canal por cable, sino hacer propaganda de sí mismos y sus actividades?), algunas cosas me sorprendieron ayer.

Primero, su forma robótica. ¿Acaso la única forma de parecer serio en el Perú es parecer tecnócrata, y la única forma de alcanzarlo es parecer un robot? Pienso en varios casos y da la impresión que sí. Acaso Ken, también conocido como Juan José Garrido Koechlin, llevó el paradigma del robot a nuevos espacios, pero no es el único. La fórmula es simple: un terno, el pelo con gomina, la mirada seria, rigidez corporal y un tema económico. El resultado de la ecuación: parece serio. Ya no importa tu mucho sesgo ideológico y tu poca evidencia empírica: ahora puedes ponerte a hablar huevadas a discreción.

Segundo, lo monopensantes e idiotas que pueden ser. Apenas iniciado el programa, los conductores lanzaron una divertida pregunta al aire para que su fiel público colapse las líneas telefónicas con sus respuestas.

La pregunta era algo así: el último Marco Macroeconómico Multianual proyecta que el 2015 creceremos, digamos, en 5%. Pero a fines de este año tenemos elecciones regionales, provinciales y distritales, donde podríamos elegir a autoridades cacasenas, serranos bloqueapistas, cajamarquinos anti-modernidad y dirigentes de Movadef que en su tiempo libre hacen pintas de Patria Roja. ¿Usted cree que, si en lugar de los anteriores escogemos autoridades regionales dispuestas a apoyar la inversión privada, podríamos crecer más que lo proyectado por el Marco Macroeconómico Multianual?

No me ofende, para nada, el sesgo detrás de la pregunta. A fin de cuentas, la Sociedad Nacional de Minería ha pagado por el espacio y puede malgastarlo como mejor le parezca.

Lo que me preocupa es su intrínseca idiotez. A cinco problemas similares, la misma respuesta: destrabar las inversiones. La misma idiotez que tiene la CONFIEP(*) cuando, en todas sus declaraciones públicas, desde la promulgación de la Ley Universitaria hasta la canonización de la salchicha huachana, apela a la misma perorata: a) se frenarían las inversiones, y b) se pone en riesgo la institucionalidad del país. Aunque hace poco utilizaron c) su entrevista pone en riesgo a la primera dama que es nuestra llave en Palacio, por lo general solo usan a) y b).

Como decía, es legítimo que los amigos de Rumbo Minero y la CONFIEP defiendan sus intereses. También es legítimo que no les interese la institucionalidad del país y que se hagan de la vista gorda con cada autoridad regional corrupta que conocen en tanto les permita seguir obteniendo utilidades. Es legítimo también que Alfonso García Miró se haya vuelto amigo de la primera dama, y que los conductores de Rumbo Minero vean a las regiones como islas guaneras.

Lo que me subleva es que sostengan su defensa como si fuésemos perros de Pavlov. ¿No pueden elaborar un poco más, inventar una segunda premisa para atar con la primera? ¿En serio creen que voy a salivar cada que las inversiones no están en riesgo? Por ejemplo, el presidente de la CONFIEP sostuvo que la Ley Universitaria “pone en riesgo las inversiones”. Entonces, si hubiese una educación pública de calidad y una educación privada que no sea una estafa, ¿tendríamos empresarios menos rústicos? ¿Tanta plata para tan poca idea?

Al final, terminé mi desayuno y terminó Rumbo Minero. Naturalmente, nadie llamó a contestar la pregunta sobre el Marco Macroeconómico Multianual. Y en la pista de mi cuadra no apareció Jimmy Chinchay.


(*) Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP):http://www.confiep.org.pe/home

—-
Fuente: Publicado el 5 de mayo en la revista semanal Dedo Medio: http://www.dedomedio.com/politica/rumbo-minero/?fb_action_ids=856276181055731&fb_action_types=og.likes#

Acerca de MI MINA CORRUPTA
Blog PRO-VIDA, Noticias Ambientales, Mineria en Celendín, las empresas mineras Yanacocha y Lumina Copper.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: