Conga: Sudamericanos Levantamiento de la cara en batallas de agua mortales

Dejamos a vuestra disposición un reportaje de un importante medio periodístico en Estados Unidos, sobre el conflicto minero Conga en el Perú.

El artículo original se encuentra en inglés. La presente traducción es de google, no es muy buena, pero mantiene en el fondo el mensaje que el autor quiere manifestarnos. Los interesados pueden revisar el artículo original en el link siguiente: http://www.bloomberg.com/news/2013-02-13/south-americans-face-upheaval-in-deadly-water-battles.html

Gabriel Rinaldi / Bloomberg Markets
Este lago en los Andes peruanos, una vez que el suministro de agua para las granjas y los aldeanos, se está secando después de Yanacocha de Newmont mina drena sus aguas

Las personas acudieron a la plaza central de Celendín, una pequeña ciudad en los Andes peruanos, la mañana del 3 de julio de 2012. Los manifestantes protestaban por el apoyo del gobierno para el plan de Newmont Mining Corp. ‘s de tomar el control de cuatro lagos para dar paso a un nuevo proyecto de oro y cobre. Hacia el mediodía, había 3000 personas.

Algunos lanzaron piedras a la policía y clubes esgrimió. Luego los asaltantes le disparó a dos oficiales y un soldado del Ejército en la pierna.

Los bloques de distancia, trabajador de la construcción Paulino García salió de su casa a pie para comprar alimentos. Cuando se acercaba a la plaza central, se encontró con el caos. La gente corrió a esconderse cuando las tropas federales dispararon sus armas, la revista Bloomberg Markets informará en su edición de marzo.

Una bala alcanzó a García mientras observaba el caos. Se desgarró el pecho y salió por su espalda. El padre de 43 años de edad, de dos cayeron al suelo y murió. Otras tres personas fueron asesinados y más de 20 resultaron heridas.

Fue el más mortífero enfrentamiento en 18 meses de protestas en la región de Cajamarca en Perú, donde muchos residentes dicen que $ 5 mil millones de Newmont mina Conga tomará agua de sus aldeas y granjas que necesitan para sobrevivir.

“Murió en un charco de sangre”, dice Adelaida Tabaco, viuda de García, de 38 años, llorando en el interior de su casa a medio construir de adobe en Celendín. “Lo único que quiere la gente es el agua para las familias, pero las empresas mineras quieren tomar. Y los soldados a matar si te metes en el camino. “

Víctimas del Conflicto

Los heridos y los muertos en Celendín, a 800 kilómetros (500 millas) al norte de Lima, son víctimas de un conflicto en todo el continente que enfrenta a los gobiernos de América del Sur y las grandes empresas, a menudo basados ​​en el extranjero en contra de las personas que van a perder sus casas ya que el agua es desviada para usos industriales.

Los líderes de la región, elegidos en las promesas de impulsar el crecimiento económico y sacar a sus poblaciones de la pobreza, son de rápido seguimiento del uso del agua aprobaciones para proyectos como la mina Conga. Con la ayuda de las exportaciones mineras y la agricultura, el producto interno bruto de Brasil aumentó un 43 por ciento desde 2002 hasta 2012, después de ajustar por la inflación, mientras que la economía de Chile creció un 58 por ciento.

Perú es el objetivo de ampliar el 6 por ciento en 2013, el ritmo más rápido en América del Sur, impulsado por las inversiones en minas de oro, plata y cobre.

América del Sur tiene más agua que cualquier otra región del mundo, con 29 por ciento de las reservas mundiales , según la Organización de las Naciones Unidas y la Organización para la Agricultura. El problema es que el agua no es siempre la mejor donde los recursos minerales o agrícolas se encuentran.

Enormes cantidades

Minas consumir grandes cantidades de agua para separar los minerales de la roca. Se necesita 28 litros (7,4 galones) de agua para hacer 0,5 kilogramos (1 libra) de cobre en Chile.Después del procesamiento, el agua en algunas minas es tan tóxico que no pueden ser reutilizados. Minas más grandes del Perú, como la Conga, es alto en los Andes, donde casi no hay lluvias, de mayo a octubre.

En Chile, el mayor productor mundial de cobre, vastos depósitos de cobre, oro y plata se encuentran bajo el desierto de Atacama, que es tan seco que la lluvia nunca se ha registrado en algunos lugares. Y la mayor demanda significa que hay menos agua para todos.

Crecimiento de la población han impulsado la cantidad de agua utilizable por persona por más de una quinta parte desde 1992 en Brasil, Chile y Perú, de acuerdo con el grupo de la ONU.

Consecuencias Mortales

Los líderes nacionales en América Latina están pesando a corto plazo el crecimiento económico frente a las necesidades futuras de los ciudadanos para el agua, y las consecuencias pueden ser mortales. En Chile, el suministro nacional de consumo se ve amenazada por las políticas del pasado de asignar demasiada agua a las empresas para estimular la economía, el ministro de Obras Públicas Loreto Silva dice.

El agua ya se está ejecutando en lugares como Copiapó, una ciudad de 158.438 personas en el desierto de Atacama, a 800 kilómetros al norte de Santiago, a causa de la expansión minera y agrícola, dice.

“En algunas zonas del país, como Copiapó, tenemos una reducción o un agotamiento de los recursos”, dice Silva. “Si no toman decisiones hoy, vamos a estar sin agua en cerca de una década. Eso nos obliga a tomar un largo plazo, visión estratégica en materia de agua “.

Perú enfrenta similares necesidades a largo plazo ya que el agua es escasa en las zonas donde las minas se están expandiendo, dice Hugo Jara, jefe del país, Autoridad Nacional del Agua . El gobierno tiene que construir $ 394 millones de embalses y canales para el año 2016 por la escasez de agua anuales en la estación seca en los Andes, dice.

‘Primera prioridad’

“El gobierno ha declarado el agua su primera prioridad”, dice Jara. “Estas protestas ayudaron a estimular nuestra atención”.

Los gobiernos están tomando la decisión correcta en el suministro de agua a las industrias que benefician a la mayoría de sus poblaciones, incluso si eso significa el desplazamiento de algunas personas, dice John Briscoe , profesor de la Universidad de Harvard que se especializa en la política del agua.

“Es de trascendental importancia para la economía”, dijo Briscoe, ex asesor agua senior del Banco Mundial. “El valor del agua en la industria minera es muy, muy alto”.

La sequía está haciendo agua aún más escasos. En Chile, las precipitaciones fueron un 75 por ciento por debajo de la media histórica en el año 2012 en la región de Coquimbo, rica en minerales, mientras que las precipitaciones disminuyeron 70 por ciento en el desierto de Atacama, hogar de las minas de cobre más grandes del mundo, según la Agencia General de Aguas de Chile.

En Perú, el gobierno dice que la lluvia ha sido inferior a la media de dos años en las regiones mineras del altiplano debido a fenómenos climáticos de El Niño. El calentamiento global es probable que haya aumentado y prolongada sequía en algunas regiones del mundo, según un estudio de marzo 2012 por el Grupo de 62 naciones Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Lucha Global

Los conflictos en América del Sur son parte de la intensificación de la lucha mundial por el agua. Dos de los ríos más caudalosos del planeta – el Río Amarillo en China y el Colorado en los EE.UU. y México – han sido tan agotados por las ciudades, fábricas y granjas que rara vez llegan hasta el mar, como lo habían hecho durante millones de años.

El aumento de la minería en Chile ya ha costado a las familias, las granjas y las aldeas el agua que necesitan para sobrevivir. Cerca de Caimanes, un pueblo en un valle semiárido 250 kilómetros al norte de Santiago, jornalero Daniel Tapia camina a través de un stand de marchitos árboles de almendra, pasa un canal de riego completamente seco.

Descansa en un tramo rocoso de tierra plana donde el arroyo Pupio una vez fluyó. Se vació en 2008, dice, después de la familia más rica de la nación, los Luksics, construido a 500 metros de ancho (1.640 pies de ancho) vertedero, conocida como una presa de relaves, para la mina de cobre Los Pelambres.

Iris Fontbona

Con sede en Londres Antofagasta Plc construyó la represa sobre manantiales que abastecían de agua para la ciudad. La compañía es del 65 por ciento en poder de los Luksics, una familia con un patrimonio neto de $ 20.7 millones de dólares, según el Índice de Bloomberg multimillonarios. Iris Fontbona , heredero de la fortuna, es la persona 39 º más rico del mundo.

Tapia, de 40 años, dice que no hay suficiente agua para él, su esposa y sus tres hijos para lavar, beber y cocinar. Sobreviven con unos 180 litros al día, entregados por camión a su pequeña casa por el campo de almendros. Eso es una octava parte de lo que la familia promedio de los EE.UU. utiliza .

“Usamos ese río para regar, pero nada es nunca va a crecer aquí de nuevo”, dice Tapia. “No hay futuro para nosotros. Vamos a tener que irse. “

El de Los Pelambres mío se quedó sin espacio para almacenar la tierra-para arriba, químico cargado de rock creado a partir de la extracción de mineral de cobre, dice Sergio Valdebenito, quien dirige la presa de relaves. Los Luksics obtuvo la aprobación del gobierno para una segunda represa en 2004 y derrotó a los desafíos legales por residentes en la zona durante los próximos cuatro años.

Drenaje Sequía

Valdebenito dice la sequía, no la minería, se está secando el valle.

“El hecho de que hemos construido esto no quiere decir que tomamos el agua del arroyo”, dice Valdebenito, de 52 años, señalando agua estaba atascada detrás de la presa de relaves.

Juan Villalobos, un obrero de la construcción que ha vivido en Caimanes desde que nació, dice que la explicación de la sequía no es cierto que se da un paseo casual por la zona con un reportero.

El agua que alimenta el arroyo no desapareció, sino que está detenido detrás de la presa de relaves y se bombea de nuevo a la mina, Villalobos, de 38 años, dice. Él y otros 10 fueron en una huelga de hambre de 81 días en 2011 para protestar contra la construcción de la presa de relaves.

En un día de finales de noviembre, un lago de color turquesa se extiende a 2 Km del cañón detrás de la presa de relaves, aprovechados por grandes tuberías de bombeo de agua a las plantas de procesamiento de la mina.

Las rocas, polvo

Abajo en el valle, las rocas y zanjas de riego cubierta de polvo que atraviesan lo que antes eran campos de alfalfa, maíz, trigo y patatas. En Caimanes, un pueblo de 1.800 personas 7 kilómetros de la presa, el agua es racionada.

Las empresas mineras tienen previsto gastar $ 100 millones en Chile en 2025 para aumentar la producción. El presidente Sebastián Piñera dice que la inversión en minas impulsará el crecimiento económico de su país de 16,6 millones de personas, lo que ayuda a obtener el estatus de nación desarrollada.

“La minería en Chile está en auge, y creo que va a seguir creciendo a un ritmo muy rápido”, dijo Piñera, de 63 años, quien se convirtió en multimillonario antes de entrar en la política mediante la compra y venta de participaciones en empresas.

No es sólo las empresas mineras que necesitan agua. Más de 300 empresas, entre ellas algunas de las más grandes del mundo, han convergido en Paraguay, un país en el centro de América del Sur que se encuentra encima de una de las mayores reservas de agua dulce subterránea del mundo.

Acuífero Guaraní

Se han registrado en el Ministerio de Industria y Comercio para extraer agua de los acuíferos subterráneos. Un acuífero es el guaraní, que cubre un área más grande que Francia, Alemania y el Reino Unido juntos. Se encuentra debajo de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, el suministro de 15 millones de personas con agua.

Muchas de las empresas – como Royal Dutch Shell Plc, el mayor productor europeo de petróleo, Exxon Mobil Corp. , la mayor empresa de EE.UU. del petróleo, y con sede en Londres farmacéutica GlaxoSmithKline Plc – no tienen grandes operaciones en Paraguay.

Después de registrarse, estas empresas no tendrán que comprar suficiente tierra para perforar un pozo y extraer agua, dice Silvia Spinzi, directora de la división de los recursos hídricos del Ministerio del Medio Ambiente de Paraguay.

En Perú, el conflicto por el agua se ha vuelto mortal. Quince personas han sido asesinadas desde 2010 en las protestas contra las decisiones del gobierno permite a las compañías mineras a ampliar y utilizar más agua. Estas empresas tienen previsto invertir $ 53 mil millones en la próxima década para las minas que requieren agua.

Agua Desaparecidos

En San Antonio de Pachachaca, a 54 kilómetros al sur de Celendín, el lago de la aldea depende empezaron a desaparecer hace cuatro años. Fue entonces cuando Newmont ampliado su mina de oro Yanacocha, dice Claudio García, presidente de la autoridad de riego local.

A Little Lake Totoracocha cerca de la ciudad, situado en una meseta de 4.000 metros en los Andes, los niveles de agua han disminuido desde 2009, dejando un páramo de cama agrietado lago negro donde solía haber heladas aguas azules. Los cultivos se han marchitado, 200 animales de granja han muerto y grifos en los hogares se están secando por la tarde, García, de 32 años, dice:

A unos 100 metros de la orilla del lago, en el otro lado de una cresta rocosa, es Yanacocha , una mina que produce 1,2 millones de onzas (34.000 kilos) de oro al año.

García, un hombre con las manos callosas grueso de una vida de parcelas agrícolas, el agua del lago que se mantiene a las familias que viven en chozas de adobe dispersas en la meseta ventosa. Dice que se ha restringido el agua que fluye en una red de canales de riego a menos de 1 litro por segundo, un tercio de la cantidad en el 2010. Eso no es suficiente para la agricultura de subsistencia.

Comunidad destruida

Su esposa y sus cuatro hijos se quedan sin agua potable por medio día, dice.

“Esto ha destruido nuestra comunidad, porque todo el mundo está luchando por el agua”, dice García.

Luis Cabrera, especialista ambiental de Newmont en Yanacocha, según el tiempo, no el mío, hizo que el lago pierda agua. Alrededor del 40 por ciento del agua del lago se evapora naturalmente durante la estación seca, dice.

“Cuando llueve, se llenará de nuevo”, dice.

Ministerio de Medio Ambiente de Perú disputó esa explicación. Del 31 enero-2 febrero 2011, los inspectores del ministerio examinado el lago y parte de la mina Yanacocha. Después de la inspección, concluyeron en un informe que los niveles de agua en el lago se había desplomado debido a las explosiones de abrir el acceso a los minerales en la mina había desviado un resorte principal que alimenta el lago.

“El aumento de fracturación ‘

“La fractura mayor de la superficie de la roca debido a las actividades explosivas está afectando a la dirección de las aguas subterráneas, causando la reducción y la ausencia de flujo”, dice el informe. Cabrera dice que Newmont está en desacuerdo con las conclusiones del informe.

Las protestas en Perú se inició en abril de 2010, contra la sede en Phoenix Southern Copper Corp. mina Tía María s cerca de Arequipa, una ciudad de 836.000 personas cercanas a la frontera de Perú con Chile. Un año más tarde, dos personas murieron en las protestas contra el uso del agua por Tintaya Zug, con sede en Suiza Xstrata Plc mina, a 240 kilómetros al sur.

En octubre de 2011, el malestar se originó alrededor de Cajamarca, una ciudad del norte de Perú con 362,000 personas. Multitudes se oponen a la mina Conga de Newmont se reunieron en la plaza central de la ciudad, donde el conquistador español Francisco Pizarro ejecutó al inca Atahualpa en 1533 después de haber tomado una habitación llena de su oro.

Para construir Conga , Newmont destruirá dos lagos para llegar al oro y mineral de cobre.Los otros dos lagos se llena de residuos de separación de metales a partir de minerales valiosos. Conga producirá 680.000 oz de oro y 106.000 toneladas de cobre al año, según estimaciones de Newmont.

Embalses, canales

Cabrera dice Conga de Newmont no quitará el agua a las personas de Celendín o de cualquier otro lugar. Él dice que la compañía está construyendo un sistema de $ 65 millones de embalses y canales para el uso público, que suministrará agua abundante y limpia para los aldeanos.

“Creemos que va a tener más agua de la que tenemos ahora”, dice Cabrera, sentado en una oficina en la mina Yanacocha.

Durante un recorrido por la mina Conga a fines de octubre, que es la temporada seca, y los cuatro lagos Newmont planea desviar están llenos de agua fresca. La falta de lluvias no ha agotado los lagos. Uno de los cuatro, Laguna Azul, brilla como el sol atraviesa las nubes gruesas.

“Estos lagos están llenos de agua todo el año”, dice Milton Sánchez, un contador desempleado de Celendín que ha ayudado a organizar protestas en contra de la mina Conga. “No creemos que los embalses de Newmont sustituirá a los lagos”.

La intensificación de los conflictos

El conflicto Conga se intensificó  en noviembre de 2011, cuando los agricultores bloquearon carreteras y tomaron por asalto los depósitos de minas. Ellos fueron dirigidos por Gregorio Santos , gobernador de la provincia, quien dijo Newmont agotaría la comunidad de agua.

Un ecologista describe a sí mismo, Santos, de 46 años, fue elegido gobernador en 2010, después de más de una década de promoción que el gobierno no debe permitir que las ciudades funcionen en seco a causa de la minería.

En abril pasado, el presidente peruano Ollanta Humala dio un discurso televisado sobre las protestas de Conga. Expansión de la minería es fundamental para el futuro económico de Perú, y el mío Conga de Newmont debe seguir adelante, dijo.

“Nuestro gobierno es consciente de la importancia de la inversión minera para alcanzar el objetivo deseado de crecimiento con inclusión”, dijo Humala.

En Celendín, a partir de finales de mayo, Sánchez – quien ya había sido penalmente acusado de incitar a protestas violentas – ayudó a organizar una ronda de un mes de huelgas y protestas en las calles. Sánchez, de 31 años, dice que nunca ha hecho nada violento o ilegal. Dice que acaba de ejercer su derecho democrático a la protesta.

Cuatro muertos

El 03 de julio de demostración en Celendín, que terminó con cuatro muertos comenzó pacíficamente, pero se intensificó pronto. Algunos manifestantes lanzaron piedras a la policía que custodiaban la plaza central, y luego alguien, a quien la policía no ha sido capaz de identificar, disparos que impactaron dos oficiales y un soldado, según el Ministerio del Interior .

La policía respondió con gases lacrimógenos contra la multitud. Cuando los agentes se quedaron sin gas lacrimógeno, se retiraron, y el comandante de la policía pidió al jefe de una unidad militar en la ciudad en busca de ayuda, de acuerdo con una investigación realizada por Human Rights Watch, una organización con sede en Washington.

Unos 90 minutos más tarde, las tropas regresaron y comenzaron a disparar contra la multitud.

Cuando Adelaida Tabaco salió en busca de su marido, Paulino García, disparos seguían crepitando en el aire de la tarde. Ella dice que escuchó docenas de disparos mientras buscaba, y ella vio bala lluvia cubiertas del cielo como soldados atacó desde un helicóptero militar. Las tropas estaban disparando a la gente huyendo, dice.

‘Like War’

“Ellos estaban disparando a cualquier cosa que se moviera”, dice. “Era como si la guerra”.

El bombardeo comenzó al igual que García estaba caminando más allá de algunas casas, dijeron testigos a su esposa. Una persona vio a García en la calle cuando le dispararon, Human Rights Watch investigadores encontraron.

Marco Arana, un ex sacerdote católico, dice que es moralmente – y debe ser penalmente – mal que el gobierno permite a los agentes a disparar al azar y matar gente.

“Por esta violencia se detenga, las acciones de la policía mortales deben terminar”, dice. “El gobierno está equivocado si cree que con balas, torturas y palizas, pueden reprimir las preocupaciones justificables de la gente”.

Un día después del tiroteo, Arana, quien trabaja para una organización de derechos humanos peruano llamado Grufides, ayudó a liderar una marcha en contra de la mina Conga en la plaza central de Cajamarca, justo enfrente del siglo 18 la catedral de la ciudad católica. Mientras descansaba en un banco, con cascos, armados con escudos antidisturbios lo golpeó y lo arrastró lejos, las imágenes de televisión muestran.

“Violación grave”

Human Rights Watch culpó al gobierno peruano por las muertes.

“Hemos encontrado evidencia que sugiere que el uso de la fuerza letal era injustificado y constituye una grave violación de las normas internacionales de derechos humanos”, dijo el grupo en una carta de 20 de septiembre con el presidente Humala.

Tres días después de que García fue asesinado, Humala dijo: “Lamentamos profundamente la pérdida de vidas humanas. Nos duele como peruanos “.

Al otro lado del mundo en desarrollo, los gobiernos están optando por destinar agua para el crecimiento económico – a veces tomar una decisión a corto plazo a expensas de las necesidades futuras.

“Tenemos que tener una visión a largo plazo con el agua”, el ministro de Obras Públicas chileno Silva. “Tenemos un crecimiento en este país, y hemos creciente demanda”.

Los países de las decisiones, como Perú y Chile hacen ahora en la asignación del agua puede llegar a ayudarles a alcanzar el estatus de nación desarrollada – a pesar de los costos, medidos en la dislocación humana y sangre humana, podría llevar a algunos a preguntarse si el camino hacia la prosperidad habrá valido la pena el precio.

Para contactar con el reportero en esta historia: Michael Smith en Santiago aMssmith@bloomberg.net

Para ponerse en contacto con el editor responsable de esta historia: Jonathan Neumann enjneumann2@bloomberg.net

Anuncios

Acerca de MI MINA CORRUPTA
Blog PRO-VIDA, Noticias Ambientales, Mineria en Celendín, las empresas mineras Yanacocha y Lumina Copper.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: