Perú: Lucha indígena N° 74: Cajamarca años de lucha

Servindi, 12 de noviembre, 2012.- Compartimos con ustedes el editorial “!Agua! del último número de la publicación Lucha Indígena N° 75 que tiene como director a Hugo Blanco Galdós. Quienes deseen acceder a la edición pueden dar un clic en la imagen.
¡Agua!

Por Hugo Blanco*

El agua de las lagunas, pantanos y aguajales de las alturas, desciende subterráneamente y brota a diferentes alturas en 600 manantiales que dan agua para beber y nutren la agricultura y ganadería de miles de familias que trabajan con ella. Esa agua origina ríos de cinco valles y termina su recorrido en dos océanos, Pacífico y Atlántico. El gobierno sirviente de la empresa quiere que creamos la estupidez de que todo ese rico sistema hidráulico de Pachamama puede ser sustituido por grandes tinas de cemento que está comenzando a fabricar la empresa para recoger el agua de lluvia.

No nos dicen si pondrán 600 cañerías a diferentes alturas para sustituir los manantiales. Continúa la lucha por la vida: Por un lado: Humildes campesinos peruanos que necesitan el agua para vivir, para continuar trabajando la tierra y criando animales. Por el otro: Una gran empresa transnacional encabezada por la poderosa norteamericana Newmont, especialista en ganar millones de dólares matando poblaciones en América Latina y África. Le sirve de rodillas el presidente que subió con los votos de quienes lo eligieron por haber prometido en forma enérgica defender el agua contra el oro.

Otros sirvientes son: El ejército, la policía, los grandes medios de comunicación, el Poder Judicial, la mayoría parlamentaria. Los poderosos del país están a favor del atropello, pues saben que aplastando Cajamarca será fácil aplastar a quienes se defienden contra todo tipo de abusos. Desgraciadamente gran parte del pueblo peruano, especialmente la población capitalina que, obedeciendo las órdenes de los medios de comunicación de los patrones, todavía cree que los cajamarquinos están equivocados porque la mina «les traerá el progreso». Es la guerra de los millones de dólares contra la sed y el hambre de un pueblo.

La desesperación de los sedientos ha dado un gran paso adelante con la subida de los hermanos y hermanas de Celendín al borde de la laguna Azul, que es una de las maravillas naturales que sería asesinada por la empresa y su gobierno sirviente. La policía «peruana» les enfrenta en forma amenazante, sirviendo, como siempre, a los millones de los gringos contra la sed y el hambre peruanos.

El Poder Judicial acaba de lanzarse contra una familia humilde que fue golpeada y maltratada por no arrodillarse ante la empresa extranjera criminal. Desgraciadamente parte del ataque viene de quienes dicen dirigir la lucha del pueblo: Wilfredo Saavedra ha difundido por la prensa capitalina su sentencia: «El Comando Unitario de Lucha ya no es el organismo dirigente, ahora lo son quienes cuidan las lagunas». Lo que no dice es que precisamente dos de los tres miembros del Comando Unitario de Lucha (Milton Sánchez de Celendín y Edy Benavides de Bambamarca- Hualgayoc) estaban cuidando las lagunas mientras él estaba tranquilamente en la ciudad.

Los combatientes también se preocupan de la probabilidad de un acercamiento entre el partido Patria Roja y el gobierno, muestran los siguientes indicios: La provincia de Cajamarca, que sería una de las tres más afectadas por el proyecto junto con Celendín y Hualgayoc, no va a las lagunas. A pesar de haberlo ofrecido, hasta ahora el gobierno regional no convoca a referéndum para que el pueblo muestre que está contra Conga.

Este método de lucha fue iniciado en el mundo por Tambogrande, Piura y seguido exitosamente en otros países por combatientes antimineros. También lo aplicaron triunfalmente Ayavaca y Huancabamba en Piura. El referendo serviría para mostrar al pueblo peruano y al mundo, que Cajamarca NO QUIERE MINA. A ese pueblo a quien engañan los grandes medios de comunicación, los que nos dicen que «el movimiento anti-Conga son sólo algunos, impulsados por Santos que quiere ser candidato». Otro indicio que les alarmó fue el prematuro levantamiento de la huelga del SUTEP por su dirección.

Por encima de todas sus preocupaciones y contratiempos, los combatientes del agua prefieren morir de un balazo que de sed. Las comunidades que serían directamente afectadas por el proyecto, que son las que principalmente están cuidando las lagunas, organizan una marcha a Lima, encabezada por el alcalde de su distrito, los dirigentes de las rondas campesinas y frentes de defensa, los tenientes gobernadores. Llegando a Lima darán una conferencia de prensa en la que mostrarán la dramática situación que les espera de continuar desarrollándose el proyecto Conga.

Esperamos que el pueblo peruano ofrezca su solidaridad comprendiendo que el aplastamiento de la lucha por la vida en Cajamarca afectaría a toda la población peruana que sería aplastada por la voracidad del gran capital transnacional y sus sirvientes peruanos: Gobierno, Parlamento, Poder Judicial, Fuerzas Armadas, Policía, Medios de Comunicación, etc.

* Hugo Blanco Galdós es dirigente histórico de la izquierda y de la Confederación Campesina del Perú (CCP). Integró la Asamblea Constituyente de 1979 por la agrupación Frente de Izquierda Revolucionaria y fue candidato al Parlamento Andino por el Partido Socialista.

Acerca de MI MINA CORRUPTA
Blog PRO-VIDA, Noticias Ambientales, Mineria en Celendín, las empresas mineras Yanacocha y Lumina Copper.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: